Cristo Vivo de San Damián

La Cruz de San Damián o Cruz de Cristo Vivo, destaca porque muestra la imagen de Jesucristo glorioso, con los ojos abiertos y con una expresión de poder y gracia que trasciende el sufrimiento y la muerte. Este Cristo Vivo es una manifestación de la resurrección, recordándonos que la vida eterna y la redención están al alcance de aquellos que siguen el camino de la fe.
Se dice que San Francisco de Asís, al contemplar esta cruz en la pequeña iglesia de San Damián, recibió la llamada divina para reconstruir la Iglesia. Esta experiencia marcó un punto crucial en la vida del santo y dio origen a la Orden Franciscana, cuyos miembros se comprometieron a seguir los pasos de Cristo Vivo, viviendo una vida de pobreza, humildad y servicio.

Mostrando los 9 resultados

Abrir chat
1
Escanea el código
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?